INSUFICIENCIA RENAL


La insuficiencia renal (o falla renal) ocurre cuando los riñones no son capaces de desempeñar sus funciones normales. Generalmente ocurre en personas de edad madura o de edad avanzada. Los riñones son dos órganos en forma de poroto ó frijol a ambos costados de la columna en la parte baja de la espalda. Sus funciones principales son eliminar los desechos del cuerpo y equilibrar el contenido de agua y minerales de la sangre al filtrar los desechos, los minerales y el agua. Los desechos y el agua se combinan para formar la orina.

La enfermedad renal en etapa terminal (ESRD por sus siglas en inglés) se refiere a una afección permanente en la que los riñones ya no son capaces de filtrar los desechos de la sangre. Conforme los desechos se acumulan, los diminutos filtros en los riñones (nefrones) continúan perdiendo su capacidad de filtración. Aunque el daño a los nefrones puede ocurrir repentinamente después de una lesión o envenenamiento, muchas enfermedades renales se tardan años o incluso décadas para causar daños evidentes. Las dos causas más comunes de ESRD son:


Diabetes - los nefrones son dañados por niveles crónicamente altos de azúcar en la sangre que ocurren en la diabetes pobremente controlada.


Presión arterial elevada - causa daños en los vasos capilares de los riñones.

La enfermedad renal en etapa terminal puede causar anemia, presión arterial alta, trastornos óseos, insuficiencia cardiaca y 'vaguedad' mental.


Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa sus probabilidades de desarrollar una enfermedad o padecimiento. Los factores de riesgo de las insuficiencias renales incluyen:

       Diabetes

       Presión arterial alta 

       Lupus 

       Uso prolongado de pastillas para el dolor que contengan aspirina o AINES  (ANTI-INFLAMATORIOS NO ESTEROIDEOS) en grandes cantidades

       Insuficiencia hepática, Ictericia 

       Falla respiratoria

       VIH 

       Cáncer

       Cirugía a corazón abierto reciente

       Cirugía reciente sobre un aneurisma aórtico abdominal


Síntomas

Algunas enfermedades del riñón comienzan sin ningún síntoma. A medida que la insuficiencia renal progresa, algunos síntomas pueden desarrollarse:


Retención de líquidos

Manos y pies inflamados

Entumecimiento de manos y pies

Comezón en la piel

Fatiga

Baja expulsión de orina

Micción frecuente

Pérdida del apetito, desnutrición

Úlceras, mal sabor de boca

Náuseas

Vómito

Estreñimiento

Diarrea

Calambres en los músculos y movimientos nerviosos

Falta de aliento

Pericarditis

Inflamación en el cuerpo

Presión arterial alta

Huesos débiles y quebradizos

Piel amarillenta o cobriza

Diagnóstico

El doctor le interrogará acerca de sus síntomas e historial médico y le practicará un examen físico.


Las pruebas podrían incluir:


Pruebas de Sangre - para ver si los riñones funcionan correctamente. De lo contrario, los niveles de creatina y urea nitrógena en la sangre se incrementarán.


Pruebas de Orina - para ver si los riñones funcionan correctamente. De lo contrario, la orina puede contener cantidades elevadas de proteína. Se le puede solicitar que colecte una muestra de orina en un recipiente especial después de un período de 24 horas. Además de descubrir si hay residuos de proteína en la orina, el médico puede determinar el funcionamiento de sus riñones al medir si éstos están limpios de creatina a un nivel normal. En casos severos de insuficiencia renal, la cantidad de orina producida puede ser bastante baja e incluso detenerse completamente.


Imagen Renal - se usa para Ultrasonido , MRI (Imagen de resonancia magnética) o Tomografía computarizada para tomar una placa de los riñones. Dichas placas mostrarán ya sea que el fluido de orina esté bloqueado o que haya algún crecimiento anormal en los riñones.


Biopsia - tomar una pequeña muestra del tejido renal para ver cómo están funcionando las células del riñón.

Tratamiento

La mayoría de las enfermedades renales no son reversibles, pero el seguir el tratamiento recomendado puede ayudar a preservar la mayor parte de las funciones renales e intentar revertir algunos de los efectos de la insuficiencia renal.

Medidas Generales


*       Restricción de fluidos


*       Revisión diaria del peso


*       Dieta alta en carbohidratos


*       Dieta baja en proteínas


Medicamentos

El uso de todo medicamento, tanto los prescritos por un médico como los que no, debe ser revisado cuidadosamente. Los medicamentos que dependen de la expulsión hecha a través del riñón necesitan ser dosificados y monitoreados cuidadosamente, o evitarse completamente.


Los medicamentos usados en insuficiencias renales agudas o crónicas pueden incluir:


*       Diuréticos, como la furosemida o el manitol - ayudan a limpiar los riñones, incrementan el fluido urinario y liberan al cuerpo del exceso de sodio.


*       Dopamina, péptido natriurético atrial (ANP por sus siglas en inglés) dilata los vasos sanguíneos de los riñones, incrementa el fluido de la orina y elimina el sodio


*       Inhibidores de la enzima de conversión angiotensina


*       Medicamentos para la presión sanguínea


  Diálisis - la diálisis es un proceso que se lleva a cabo en los dos riñones y filtra potenciales desperdicios tóxicos de la sangre. La diálisis puede realizarse temporalmente, hasta que las funciones renales mejoren o hasta que sea posible realizar un trasplante de riñón.


Equilibrar los electrolitos, controlar la anemia y el conteo bajo de plaquetas - los niveles de sodio, potasio, calcio y fosfato en la sangre, así como la medición hematológica como la de las células rojas de la sangre, hematrocitos y plaquetas deben ser realizados regularmente. Las inyecciones de eritropoyetina, una hormona normalmente producida por los riñones para estimular la producción de células rojas, puede suministrarse para controlar la anemia en los riñones.Eritropoyetina


  Trasplante de Riñón - para algunas personas, recibir un transplante de riñón puede ser la única opción. Que el transplante sea exitoso depende de múltiples factores, incluyendo el que alguna enfermedad subyacente todavía esté presente y el estado de salud general de la persona que recibe el transplante.

Cambios en su Estilo de Vida



Las siguientes medidas ayudan a sus riñones

a permanecer saludables por más tiempo:


*       Revisar su presión sanguínea regularmente y usar la medicina adecuada para controlar la presión alta.


*       Si usted es diabético, controle su nivel de azúcar cuidadosamente. Pida ayuda a su médico o nutriólogo.


*       Evite el uso crónico de medicinas para el dolor.


*       Si usted padece de una falla renal crónica, puede ser necesario que limite su consumo de proteínas. Un nutriólgo puede ayudarle a ajustar su dieta.


*       Limite su consumo de colesterol. El colesterol se encuentra en comidas de origen animal, tales como carnes y productos lácteos, incluyendo huevos.


*       Limite su consumo de sodio.


*       Si usted padece una enfermedad del riñón grave, limite su consumo de potasio (que se encuentra en frutas, verduras, nueces y semillas). La ayuda de un nutriólogo es crucial si sus riñones no están funcionando apropiadamente.

Prevención

En algunos casos, usted no puede prevenir una insuficiencia renal. Sin embargo, existen algunas medidas que usted puede tomar para disminuir sus riesgos:


*       Mantenga una presión sanguínea normal.


*       Si usted es diabético, controle su nivel de azúcar en la sangre.


*       Evite la exposición a sustancias tóxicas por periodos prolongados, tales como plomo y solventes.


*       No abuse del alcohol o de las medidas para el dolor sin prescripción.


*       Si usted padece de una insuficiencia renal crónica, consulte con su médico antes de embarazarse.